D.e.p hombre Del saco

ysitecuento-dep-hombre-del-saco

El abuelo Boris, larguirucho como una jirafa y delgado como un alambre, viene a cenar a casa.

Se ha presentado con un esparadrapo muy aparatoso en la frente, restos de sangre y un buen chichón. Dice que se lo hizo intentando cazar a Godzilla. ¡De piedra!, nos hemos quedado.

Boris es cazador de monstuos. ¡Cómo no invitar al abuelo estos días! Por aquí, va a tener mucho trabajo. Caza con cebo, pero de lo más extraño. Para que la bestia más grande de Nueva York cayese en su trampa, le puso  un plato apetitoso: coches. Pero la “operación” resultó fallida, el abuelo resbaló y solo consiguió un chichón.

Sentado en nuestro sofá nos cuenta que su nieto, Daniel, veía por su ventana a un hombre desgarbado, mal afeitado, y mal de todo. Llevaba un saco colgado al hombro y parecía que buscase a alguien para hacerle daño. El abuelo, de nuevo, tiró de cebo. Pero esta vez, ¡madre mía, que loquillo!, a utilizado a su nieto,Al chiquillo no le quedó más remedio que portarse mal, mal, mal,…para ayudar a su abuelo a atrapar a aquel malvado monstruo. Todo, por una buena causa. El abuelo nos fue contando todo lo que hacían: romper vasos, atar en el rabo de un gato una ristra de cazos y cacerolas… La trastada más gorda, planearon hacérsela a la vecina de al lado. Daniel encendió la motosierra de su padre para hacer mucho ruido y la vecina vino a quejarse. Al abuelo le funcionó el plan a la mitad. Creían que el hombre desgarbado, mal de todo, se había acercado picando el cebo, pero lo que quería aquel hombre eran las joyas y abrigo de aquella “ricachona”, a la que le había tocado la lotería.

El monstruo seguía paseando a sus anchas. Vestidos de gala, se prepararon para ir a cenar a casa de unos amigos. ¿Truco o trato? ¡Claro que truco! Escondidos cada uno en su habitación, ¿consiguieron atrapar al ladrón?

A Godzilla hemos hecho puré y al hombre del saco (¡bacalao!, como diría Peter Pan) nos hemos tragado.

receta d.e.p godzilla

Con pala, al ataúd, vamos echando: calabaza, zanahoria y patatas. Agua hasta que cubra el cuerpo y cerramos. El gato se nos ha colado dentro, tendremos que sacarlo con aceite, sal y pimienta negra. Para que los asistentes no estén tan tristes, un pellizco de azúcar añadiremos al mejunje. Con la batidora a toda mecha tocaremos un Réquiem por la Bestia.

RECETA D.E.P HOMBRE DEL SACO

Esta receta a Boris le ha encantado. Al hombre del saco hemos cazado con el cebo del abuelo. El bacalao en la tumba de masa fina está metido y un poquito de queso azul hemos añadido. Para que la mezcla no sea tan maloliente, perejil y miel hemos incluido. El hombre del saco quería ser incinerado y su voluntad hemos cumplido. Maquillándolo con huevo batido y a 210 grados, el Hombre del Saco a todos los niños ha abandonado.

¡LISTO PARA SERVIR EN NUESTRA MESA!

¿Te ha gustado? ¿Nos ayudas a compartirlo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *